La opinión de un Experts, ex GLadiador

Escrito por : In: Handball 08 jun 2011 Comentarios: 0

Mi nombre es Federico D. Besasso, soy Psicólogo egresado de la Universidad de Buenos Aires, trabajo como entrenador de divisiones inferiores  handball desde hace 10 años. Soy jugador de handball del equipo de Liga de Honor  de la SAG. los Polvorines. Integré la Selección Argentina durante 11 años. Tuve la oportunidad de participar de varios torneos  internacionales y durante mi ciclo dentro del alto rendimiento trabajé con una psicóloga-psicoanalista buscando un equilibrio entre la alta competencia y lo que conlleva estar dentro de ella. Es por ello que me permito ubicar dentro de mi escrito algunas cuestiones que hacen referencia al momento por el que atraviesa la selección, los jugadores, el cuerpo técnico y a su vez el handball argentino.


 

“Lo importante sigue siendo el equipo”

 

Cuando los resultados se consiguen, cuando se comienza a ganar espacios dentro de los medios de comunicación, sigue siendo preponderante saber como manejar en un equipo el precio de la fama. Los objetivos del handball argentino se resumen en poder hacer olímpico al deporte. Para ello es importante no perder de vista ese gran objetivo y ponerse a trabajar las cuestiones grupales para que el precio de la fama no repercuta negativamente en cada integrante del plantel. Este deporte ha tenido la experiencia que cuando estas cosas se pasan por alto,  los aspectos individuales se terminan ubicando por encima de lo grupal  y los objetivos, metas   se termina diluyendo en peleas, conflictos, renuncias etc. Hoy por hoy se han  abierto las puertas  para que este deporte pegue el gran salto.

La selección hoy representa y es  producto de varias camadas que han pasado por la selección, lo que en el presente aparece como casualidad, tiene una causalidad. Esta causalidad nos remite hacia camadas anteriores de jugadores, dirigentes, cuerpos técnicos en donde se fue pagando el precio de dar los primeros pasos dentro del deporte a nivel internacional. Errores, aciertos, hicieron posible que hoy el deporte se ubique en un lugar de privilegio en el handball mundial. Y cuando hago referencia “al lugar” que ocupa hoy la selección, quiero señalar que no es el mismo que tenia previo al último campeonato del mundo.

El reconocimiento presente va de la mano con los resultados que se consiguieron, esto ha generado en el público “handbolero” que se hagan comparaciones con grandes equipos del deporte argentino, como la generación dorada de básquet, las leonas etc. Hoy son los” gladiadores” del handball. Y cuando un equipo es bautizado con un nombre en particular es porque representa esa característica dentro del campo de juego. Durante la última participación las particularidades  de este equipo tocaron de cerca al público en general.  Se construyo un  “lazo” muy fuerte y  partir del pasado campeonato del mundo, los jugadores han recibido la difícil tarea de cumplir con las expectativas que ellos mismos han generado y se han generado. En estos momentos se inicia el camino, la recta final que llevaría a nuestro deporte a lo mas esperado, sin embargo y como dice el titulo de mi articulo, “lo importante sigue siendo el equipo” Porque mas  allá de los nombres, mas allá de cada jugador de esta selección, es importante tener siempre presente, quienes somos, de donde venimos, cual es nuestra historia y porque no, nuestra realidad. Convivir con todo esto fortalece, no debilita, porque otorga esa cuota de humildad que hace que cada equipo sea un equipo con todas las letras.


La pregunta que hasta el momento no nos hacemos: ¿Que ocurre si no se logra hacer olímpico al handball? Mi humilde respuesta dirá que simplemente habrá que esperar hasta tener otra nueva oportunidad.

 

Lic. Federico Besasso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Related Posts