LA ARGENTINA GLADIADORA

Escrito por : In: Handball 11 ene 2019 Comentarios: 0

Hungría, el primer europeo a enfrentar en la cita mundialista. Argentina con varias de sus figuras fuera del equipo y algunos referentes tocados… El panorama no era óptimo, pero siempre el jugador argentino tiene un plus, ese plus que su entrenador Manolo Cadenas siempre resalta. Luego de un comienzo ineficaz en el ataque, de a poco fue corrigiendo y demostrando que quería ganar. Pudo ganar, pudo perder, fue empate. Se verá al final de la clasificación si el punto sumó o restó.

Crónica del encuentro por Germán Paez:

Debut de ambos equipos en el Mundial de Alemania – Dinamarca y casi un calco  para Argentina como aquel mítico empate ante Dinamarca en el debut en Qatar 2015. Hoy más que nunca Los Gladiadores fueron un equipo. Todos respondieron en mayor o menor medida a la exigencia del rival de turno,  al punto de quedarnos con sabor a poco porque se tuvo la oportunidad de ganar.

El equipo inicial fue con Mati Schulz al arco, Fede Fernández, Nico Bonanno, Pablo Simonet, Fede Vieyra, Santi Baronetto y Lucas Moscariello.

Los primeros 10 minutos fueron alarmantes, porque si bien la defensa argentina fue fuerte, el tanteador estuvo en cero hasta que Moscariello metió el primer gol para ponernos 1-5. También es cierto que en gran parte fue por el arquero húngaro Roland Mikler que demostró ser una vez más, de los mejores arqueros europeos. Ingresa Seba Simonet (por Nico Bonanno) organizando mejor nuestra ofensiva.  Lucas Moscariello, comenzó a ganar las espaldas de los defensores húngaros recibiendo las asistencias de los hermanos Simonet, sumando 3 goles seguidos. A los 15 min, Manolo Cadenas le dio un descanso reemplazándolo por Gastón Mourinho.  A los 16 min entra Manu Crivelli para quedarse.  En su debut mundialista, logra dos goles seguidos, descubriendo que el espacio a penetrar es sobre el 2 defensivo del lado derecho. A los 19 min un desdoble de Santi Baronetto desde el extremo izquierdo, corriendo por detrás de la defensa húngara y convirtiendo el gol, confirma que también ese es otro espacio a usar como lo había hecho Moscariello. La defensa argentina cambia a 5-1 con mucha presión.

Argentina ya es otra que la de los primeros minutos. Aumenta la intensidad de la defensa, pero en ataque mejora notoriamente y empiezan a aparecer los recursos como el gol de rosca de Pablo Simonet en el minuto 21.30. Terminando el 1er tiempo, una penetración de Pablo Simonet termina en gol y con la exclusión de Lekai y con solo 2 goles por debajo de Hungría, pero un penal para ellos, permitió irse ganando por una diferencia de 3 goles a favor de los europeos.

 AP Mosca

Al inicio del 2do tiempo, el equipo es el mismo que el del comienzo del 1ro, pero con Sebas Simonet en lugar de Nico Bonanno, quien apenas al minuto de juego y luego de un gol, recrudece  su lesión de la espalda. Ingresa Manu Crivelli, quien asiste a Fede Fernandez para sumar un gol más. Manolo empieza a probar jugar sin arquero con entradas sorpresivas de Juan Pablo Fernandez sobre el lateral derecho. Argentina pasa a ser una preocupación para Hungría y recurre a la experiencia de Lazlo Nagy y  jugar con 7 jugadores de campo sin arquero. Fede Fernandez en una recuperación logra un gol con el arco húngaro sin Mikler, situación que repetiría para empatar el encuentro,  además le sigue  un paradón de Leo Maciel para confirmar que Argentina quería y podía ganar el partido. Hungría empieza a desdibujarse y la defensa argentina obliga a que tengan pérdidas por mal manejo de pelota. En el minuto 38:20 en una excelente penetración de 1 contra 1 de Manu Crivelli, logra un penal que lo convierte Fede Fernandez para pasar al frente por primera vez en el encuentro, 16 a 15. Leo Maciel empieza a cerrar el arco y Manu Crivelli a encenderse con tiros de 9 metros y penetraciones ganando en el 1 contra 1. La defensa sigue firme y el ataque efectivo. El partido es gol a gol. Robo de Pablo Simonet para pasar al frente. Gol de 9 metros de Lekai para el empate, gol de Manu Crivelli otra vez después de un uno contra uno para pasar al frente. Minuto 48, un dos minutos a Nacho Pizarro le da aire a una perdida Hungría que obliga al TO. Con el partido empatado Fede Fernandez roba una pelota y se va al contraataque pero Mikler se la saca en el mano a mano, inmediatamente tras una buena defensa, Pablo Simonet mete lo que para muchos será el gol del partido y que seguramente lo llevo a que fuera el MVP del encuentro, penetrando la defensa y definiendo de faja para pasar al frente 23-22…

defensa ihf

Vuelve Mati Schulz al arco y saca dos pelotas seguidas. Una de 6 metros y un penal. El partido sigue gol a gol y con un dejo que Argentina puede llevárselo. Quedando 15 segundos para terminar, la pelota le llega a Nacho Pizarro al extremo izquierdo quien tira el último balón que no entra, dado el ángulo cerrado que tenía para definir. Lamentablemente no vio a Seba Simonet ingresando al fly. La pelota le queda a Hungría con tiempo para convertir, pero un mal pase de Balogh que termina en el lateral, deja al equipo europeo sin chances y es el final del encuentro.

EST HUNG 2

SECUENCIA HUNG

Hungría dependió básicamente de los goles de 9 metros de Balogh y Lekai, de sus pívots, de las paradas de su arquero Mikler y de la diferencia física en cuanto a talla. Se vio asfixiada en los momentos claves por la defensa argentina, que lo llevo a cometer varios errores. Lazlo Nagy estuvo pocos minutos y no puedo revertir el mal momento de su selección.

En cuanto a Argentina fue sorprendente como se reinventó luego de los primeros 10 min. La defensa fue lo más parejo y la base fundamental para el resultado. El único punto flojo fueron los 2 y 3 defensivos sobre el lado izquierdo, que fue por donde Balogh pudo convertir la mayoría de los goles, pero que al final del segundo tiempo, y en el momento que más se necesitó, lo pudo solucionar. La cantidad de variantes en ataque y que todos respondieron en gran medida, permitió que el segundo tiempo fuera mejor en producción que en otros encuentros, en donde estábamos acostumbrados a excelentes primeros tiempos y flojos segundos. Para destacar las actuaciones de Manu Crivelli, quien tuvo la tarea de llevar el armado central en gran parte del encuentro y teniendo en cuenta que fue su debut mundialista que no se notó. La soltura, fuerza y variantes de Pablo Simonet y el trabajo en ambas áreas de Lucas Moscariello. Así también, ambos arqueros respondieron de gran manera y en momentos claves. Al sabor amargo que quedo de poder haber ganado, muestra a las claras el partido que planteó a uno de los grandes equipos europeos.

Fotos. Créditos: Agencia EFE – Liselotte Sabroe / AP Associated Press / IHF

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Related Posts